la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza
Asociación Andaluza de Profesionales de la Danza
Carta abierta de Sandra Bonilla

Sandra Bonilla, directora de la Calabaza Producciones, expone públicamente en esta carta el contencioso legal que mantiene con la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales a consecuencia de unas ayudas a la producción. La Agencia le exige el reintegro del total de la cuantía otorgada en el año 2011

¿Fomento público de las Artes Escénicas?

 

En diciembre de 2011 se nos concedieron 2 ayudas a la producción, una para el espectáculo de danza “La Postal” y la otra para el espectáculo flamenco “Respira”. No sabía yo por entonces, feliz como estaba por esta doble noticia, que a partir de ese momento comenzaría el principio de mi fin.

El primer plazo de ambas ayudas se cobró un año más tarde, no obstante, nos embarcamos en La Postal con nuestro propio dinero, estrenamos e hicimos bastantes funciones antes de ver el primer pago de la misma.

No pudimos hacer lo mismo con Respira, así que pospusimos ese espectáculo hasta cobrar el primer plazo.

En aquellos momentos la previsión de pagos de la Administración era totalmente incierta, nadie sabía decirte cuando cobrarías una ayuda, y lo mismo ocurría con las funciones del Circuito Andaluz. Las compañías comenzamos entonces a convertirnos en las nuevas financieras de la cultura, sustentando un sistema que se desmoronaba.

Desafortunadamente estamos en esto porque nos apasiona, y abandonar raramente entra en nuestros planes, así que estos 5 años han sido una lucha agonizante por seguir adelante, por mantener el barco a flote.

Por esas fechas se le ocurrió también a la Administración unificar los departamentos en uno solo, así que las ayudas de flamenco, danza, teatro y música se gestionarían desde un solo departamento, en el Estadio Olímpico.

A partir de entonces a los expedientes les empezó a salir telarañas en los armarios…Justificamos nuestro proyecto “La Postal” en septiembre de 2013, dos años más tarde conseguimos por fin cerrar el expediente, eso sí, con una aminoración en el presupuesto de 1.958,25 €.

Con “Respira” no hemos corrido la misma suerte…Justificamos este proyecto en marzo de 2014. Pasó un año sin que nadie nos comunicara nada, silencio total, tampoco atendían a nuestras llamadas, emails ni cartas.

En 2014 llevamos a cabo la creación de nuestro último espectáculo “El Artefacto” con la coproducción de la A.A.I.C. Los pagos de los hitos de esta producción también se demoraron bastante.

En 2015 habíamos amasado ya una buena deuda, así que empezamos a barajar la posibilidad de parar el carro. Para empezar, decidimos no financiar más ni invertir.

En marzo de 2015, con gran urgencia, la Agencia nos solicitó que le entregáramos las dos últimas facturas relativas a esta última coproducción, no habiendo terminado aún nuestro contrato ni las funciones establecidas en el mismo.

¡Qué paradoja! Dos expedientes justificados que la Junta no cierra y no liquida así el último pago…Y ahora nos piden cerrar uno que en verdad no está cerrado. Esto nos pareció bastante oscuro y ante nuestra negativa de entregarlas, nos citaron un par de veces para convencernos, parece ser que ellos estaban sufriendo una auditoría y había algo mal en la forma de las coproducciones.

En fin, les hicimos el favor y les pasamos las 2 ultimas facturas de nuestra coproducción, lo cual venía acompañado por su parte de una buena disposición de cerrar los otros dos expedientes de una vez por todas, algo, que por cierto, no es un favor, sino más bien su trabajo.

En esa misma reunión, con objeto de agilizar la justificación de Respira, nos solicitaron presentar la cuenta justificativa de “Respira” en otra forma. Este documento se entregó por nuestra parte fuera de plazo, algo de lo que no fuimos realmente conscientes, teniendo en cuenta cómo había transcurrido todo.

De nuevo pasamos otro año sin tener noticias, así que en marzo de 2016 me pongo en contacto con la Agencia, en concreto Ignacio Sánchez Palazón, con quien nos reunimos un año antes. Por e-mail me comunica que la cuenta justificativa la presentamos fuera de plazo y que nos van a solicitar el reintegro de la subvención, 23.000,00 € más intereses del 25% durante el tiempo disfrutado. ¡Y se toman un año para comunicarme esto! Que por otro lado, si no hubiese yo mandado el e-mail, probablemente seguiría ahí olvidado.

Con la intención de solucionarlo sin llegar a la vía judicial, solicitamos una reunión con la citada persona y nos reunimos el 22 de marzo de 2016, pero por desgracia no se llegó a ninguna solución pacífica.

Por lo visto, ya no es suficiente con haber realizado el proyecto, las funciones, invertido el dinero, haber cumplido los objetivos y justificado el proyecto en plazo. Ahora cualquier insignificancia es suficiente para que te hagan la vida imposible, con razón o sin ella, eso les da igual, ellos interpretan las leyes y las bases como quieren. Así que, tras la reunión, dejamos nuestras alegaciones allí y estamos a la espera de su contestación.

Por supuesto no tengo intención de solicitar más ayudas en el futuro, y por supuesto voy a llegar con esto adonde haga falta, no importa el tiempo que me lleve o el dinero que me cueste.

Se supone que están ahí para fomentar no para hundir. Pero parece ser que somos nosotros los que estamos al servicio de ellos y no al revés.

Espero que un día se gestione la cultura con criterio, compromiso y cabeza, que el dinero salga de la gestión para llegar a su verdadero destino, que las personas que la gestionan tengan por objetivo la cultura y no el poder.

Sandra Bonilla

 

Power by

Download Free AZ | Free Wordpress Themes