la red de la Federación Estatal de Compañías y Empresas de Danza
Asociación Andaluza de Profesionales de la Danza
Estreno de El punto! Danza Teatro en el Teatro Central de Sevilla.
Ya a la venta las entradas para Fernando Lima – El Olimpo no es aquí.
Dirección, idea original y coreografía: Fernando Lima.
Espectáculo para 4 bailarines.
Estreno absoluto.

La danza contemporánea de Fernando Lima vuelve al breakdance dando fe del compromiso de su trabajo con la mezcla de disciplinas artísticas.

El trayecto creativo de Femando Lima en los últimos años goza de una salud envidiable, con un punto de hiperactividad que lo está llevando casi cada año a ofrecernos una nueva entrega de su proyecto coreográfico.

El Central está orgulloso de acompañar las últimas escalas del viaje que Fernando Lima comenzara en 1997 con la creación de su célula de trabajo bajo el nombre de El Punto! Danza-Teatro.
Aunque su actividad en España dio a luz en 1992.
Desde entonces hasta aquí, este coreógrafo, bailarín y gestor cultural, comprometido con las últimas tendencias de la danza contemporánea, no ha dejado de ser fiel a sus principios: Crear partituras coreográficas con nuestra propia cotidianidad como telón de fondo para las discusiones y reflexiones que planteamos, pues lo que sugerimos no es más que la confrontación con una parte de nosotros mismos.

Pionero en Sevilla en lo que se refiere a los lenguajes del movimiento urbano, con especial atención a la sintaxis del hip hop, – buena muestra de ellos son los espectáculos realizados en 2000  y 2001 con breakers sevillanosvuelve ahora, con el bagaje enriquecedor de su lenguaje contemporáneo, al género con el que tanto disfrutó.

Pero ¿de qué nos habla Fernando en esta nueva producción con referencias al Olimpo? Según sus palabras: La presencia del deporte en la sociedad contemporánea es sin duda cada vez mayor. Los deportistas son ídolos con una presencia cada vez más amplia. Son los nuevos dioses del Olimpo, pero muchas veces no por su conducta ejemplar. Son un espejo de una sociedad competitiva,en la que se premia el juego hediondo, siempre que el resultado final sea el triunfo… La descontextualización de las esencias del deporte se ha generalizado tanto que ya es otra cosa diferente, con reglas diferentes. Más cerca del espectáculo y del negocio que de una competición para mejorarse a uno mismo.